En la cocina, los dos ingredientes principales son : el cariño y la paciencia

30/5/17

TARTA CRUJIENTE DE GOFIO


Hay recetas que en cuanto las ves, te dices.. " no puedo esperar a hacerla!!" Eso me pasó a mi esta mañana con esta receta. 
Fué vérsela a mi amiga Carolina del blog Tomillo, laurel y otras cosas de comer, y me tiré de cabeza a copiarla . 
Tenía en casa Gofio, que me traje el verano pasado de Las Palmas, así que , si tienes los ingredientes, tiempo, y la receta te lo pide, ¿ para qué vas a esperar? Manos a la obra, o al gofio, y receta lista en una hora!!!, 
Luego el tiempo de espera para que se enfrié, y con el café de media tarde ha volado la mitad!!!.
Rico , rico!!!!, Os recomiendo que visitéis el blog de mi compi, porque tiene recetas exquisitas. Y unas tartas que os dejarán sin palabras!!!
El gofio, es un alimento canario ,con muchísimos nutrientes . Su apariencia recuerda a la harina blanca ,  pero de un color más oscuro . Una mezcla de granos tostados y molidos a la piedra . Es un alimento muy natural, y no tiene ni conservantes ni colorantes . Tiene mucha fibra, asi que es ideal, para una dieta variada y equilibrada. Animaros a probarlo, porque se puede encontrar fácilmente en grandes supermercados. 
Aprovecho con esta receta a felicitar a todos los canarios, que hoy día 30 de Mayo, celebran su día
Vamos a la faena!

INGREDIENTES.
125  gr de mantequilla ablandada
115 gr de azúcar y una cucharada más para espolvorear
un huevo tamaño L
75 gr de gofio
50 gr de harina
azúcar glas para decorar

PREPARACIÓN:
Este es el gofio que yo utilicé.

Encendemos el horno a 170º.

Lo primero que hacemos es tamizar en un bol la harina, el gofio y el azúcar


Agregamos la mantequilla cortada en cubitos


 Amasamos con las manos para conseguir una textura como arenosa


Agregamos el huevo ligeramente batido, y mezclamos con un tenedor, para conseguir una masa untuosa

Echamos la masa en un  molde, previamente untado con mantequilla y espolvoreado de harina. Mejor que sea demoldable.

Metemos en el congelador unos 5 minutos.
Lo sacamos y espolvoreamos un poco de azúcar por encima
Horneamos unos 25 m,  Vemos que está hecho, porque se pone dorado, y si lo pinchamos con un palito sale seco.


Dejamos templar, y desmoldamos, Lo dejamos enfriar encima de una rejilla, y cuando esté frío, decoramos con azúcar glas.