BOLLO GALLEGO


El pan gallego, es un pan con denominación de origen. Lleno de aroma y sabor. Y eso es debido a la  excelente harina que tenemos aquí .Una harina del país, molida a la piedra, y que es mucho menos refinada que la harina de trigo común. 
Si no podéis conseguir harina del país, podéis usar otra harina que sea panificable, pero ya os digo que el resultado no será el mismo.  El pan de Galicia , es único!!

INGREDIENTES PARA LA MASA MADRE:

70 gr de harina del país ( harina gallega molida a la piedra) 
55 gr de agua
3 gr de levadura
2 gr de sal.
Diluímos la levadura en el agua . Mezclamos la  harina con la sal, añadimos el agua y mezclamos, para obtener una masa. La tapamos y dejamos reposar a temperatura ambiente hasta que doble su volúmen.


Una vez haya crecido, la desgasificamos, con ayuda de un tenedor o una cuchara, tapamos, y metemos en la nevera 24 horas.

Pasadas 24 horas, mi masa estaba llena de burbujas.







PARA HACER EL PAN:
450 gr de harina del país ( he puesto 425 de harina del país y 25 gr de harina de trigo integral)
la masa madre que tenemos hecha
8 gr de sal
400 gr de agua

PREPARACIÓN:
Ponemos la harina en un bol . Añadimos la sal, y removemos. Agregamos el agua y mezclamos bien.
Ponemos la masa madre , y la integramos con ayuda de una cuchara .
Tapamos y dejamos reposar 20 minutos.


Volcamos la masa sobre la mesa ,limpia. No añadimos nada de harina y comenzamos a amasar.
La masa se irá poniendo muy ,muy pegajosa, pero a medida que vayamos amasando se volverá, lisa, brillante y elástica.
Yo he amasado durante 30 minutos.


Untamos un bol con aceite, y metemos la masa. Tapamos y dejamos que repose 45 minutos.
Pasado este tiempo, le hacemos cuatro pliegues en forma se sobre. Tapamos y dejamos otros 45 minutos. Hacemos este proceso 3 veces en total

Veremos como la masa se va llenando de burbujas de aire
 Una vez hayamos hecho los pliegues y reposos, tenemos dos opciones. Tapar y meter nuestra masa en la nevera hasta el dia siguiente, que formamos el pan y horneamos, o dejarla tapada a temperatura ambiente, hasta que triplique su volúmen, si  lo que queremos es hornear el pan el mismo día.
Aquí veis la masa ya muy crecida. Está lista para el formaso y horneado

Una vez la masa ha triplicado su tamaño. Echamos un poco de harina sobre la mesa. Volcamos la masa, y cogiendo los bordes , hacia dentro, vamos formando una bola, con cuidado de no desgasificarla demasiado.. Ponemos la parte de la unión que es la fea para abajo y boleamos, para formar bien la bola, y cerrarla bien por abajo.
Ponemos la masa sobre papel de horno, enharinado, y espolvoreamos un poco de harina por encima.
Tapamos con un paño y la dejamos reposar 15 minutos.
Pasado este tiempo,  le hacemos unos  cortes , por arriba, También podemos hacerle la típica moña del bollo ,  cogiendo un pellizco de masa  con los dedos, y retorciéndolo ,y metemos en el horno
Para hornear el pan, tenemos que tener el horno precalentado a 250º, calor sólo de abajo.
La bandeja donde vayamos a hacer nuestro pan, tiene que estar dentro del horno, para que también se vaya calentando.
Ponemos el pan con cuidado en la bandeja y horneamos unos 15 minutos. Después de ese tiempo, damos calor arriba y abajo, bajamos la temperatura a 200  y lo dejamos unos 45 o 50 minutos  más.
Yo le pongo el ventilador los últimos 3 minutos.
El pan estará hecho, cuando suene a hueco al golpear la parte de abajo.
Los primeros 10 minutos es importante darle humedad al pan. Se puede hacer poniendo una bandeja con piedras volcánicas dentro del horno cuando lo encendemos, para que se vayan calentando, y agregar un vaso de agua sobre las piedras  cuando metemos el pan. O echar unos cubitos de hielo en el fondo del horno.
Si ponéis las piedras hay que sacarlas   pasados 10 o 15 minutos del horneado.

Es importante, dejar enfriar bien el pan, ya que al sacarlo del horno, mientras está el pan caliente, se sigue cociendo por dentro.