MANTEQUILLA DE CACAHUETE


Si nos hablan de la mantequilla de cacahuete, pensamos.. "Ufff menuda bomba de relojería"!!,, .Y si miramos los ingredientes y las calorías de algunas de las compradas, ya ni os cuento..
Los cacahuetes, a pesar de que los consumimos como frutos secos, son en realidad una leguminosa, como las alubias , lentejas , garbanzos, etc.
Tienen mucha proteína , con lo cual son buenos para gente que haga mucho deporte , ya que su gran cantidad de  nutrientes ,hace que se recuperen mejor después de los entrenamientos.
Tienen un alto contenido en carbohidratos ,y un 50% de grasas , así que hay que tomarlos con moderación.
Sus grasas monoinsaturadas , nos ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares , y también nos ayudan a mejorar la circulación sanguínea ,y nos controla los niveles de glucosa en sangre. Así como nos ayudan a prevenir el envejecimiento celular.
Los antioxidantes y la fibra que contienen los cacahuetes , también nos ayudan a reducir el riesgo de padecer cáncer .
Algunas cremas de cacahuete comerciales, tiene  un alto nivel de azúcares ,y grasas hidrogenadas , y son productos altamente procesados.
Una crema saludable de cacahuete, sólo debe llevar cacahuete ,ni azúcares , ni conservantes, ni aditivos, ni demás historias.
Por lo tanto, si os preguntáis.. ¿ qué ingredientes necesito para hacer mi mantequilla de cacahuete?? , os contesto: Solo uno.. CACAHUETES!!
Pues si,, para hacerla sólo necesitáis cacahuetes , naturales , .Los que venden sin sal y sin pelar.  Y una batidora, picadora o procesadora .
Tenemos que pelar los cacahuetes , y quitarle la piel roja de dentro .



Una vez pelados los metemos en la picadora y le damos a picar durante unos minutos. Vamos viendo como nos va quedando.

Primero, tendrán una textura como arenosa. Pero a medida que vayamos picando , se van convirtiendo en una pasta


 En la siguiente foto , veis , como nos tiene que quedar.
Y ya tenemos nuestra mantequilla de cacahuete lista. La metemos en un bote, y guardamos en la nevera  ,lista para consumir.


Yo la he probado untada en una tostada de pan de cereales, y con frutas y semillas de chía y sésamos tostado  por encima.
* algunos trucos:
Si os queda demasiado espesa , y no os gusta asi, la podéis aligerar con un poquito de aceite de girasol, o de coco.
También se le puede poner un poco de canela, azúcar o sal. Dependiendo si la queremos para recetas dulces o saladas. Yo hice la receta básica, porque así la puedes adaptar a cualquier receta .