ROSQUILLAS DE SAN BLAS


El día 3 de febrero, se celebra la festividad de San Blas. A este santo , se le atribuye el milagro de curar los males de garganta . 
La historia cuenta que  Blas, fué un médico que curó milagrosamente a un niño que se le atravesó una espina en la garganta, de ahí que se crea que este santo , protege de los males que afectan a esa zona. 
DE ahí el refrán " Si tomas rosquillas de San Blas, dolor de garganta no tendrás".
Asi que vamos con las rosquillas, y que San Blas nos proteja de la garganta, que con estos fríos que estamos teniendo,, puede no será raro  que tengamos que protegerla bien..

INGREDIENTES: ( para unas 30 rosquillas)
500 gr de harina
7 huevos
2 cucharadas de azúcar
125 ml de aceite de oliva suave
dos cucharadas de anís

para el baño:
4 claras de huevo
400 gr de azúcar glas
un chorrito de anís.

PREPARACIÓN:
Batimos los huevos , agregamos el aceite  y el anís. Ponemos el azúcar y batimos bien para incorporar todo. 
Agregamos la harina poco a poco, mientras vamos removiendo con los dedos . Cuando hayamos incorporado toda la harina , echamos una pizca de aceite en la meseta y echamos la  masa. Amasamos y formamos una bola. 
Si se nos pega a la mano, también nos las untamos con un poco de aceite


Vamos cogiendo porciones de masa  para formar las rosquillas. Aqui tenemos varias opciones. Se pueden hacer bolitas y formar las rosquillas haciendo un agujerito en el medio.
Hacer un bastoncito y formar la rosquilla . O hacer como hice yo.. Hacemos un bastoncito , lo suficiente de largo para poder doblarlo a la mitad



lo enroscamos un poco

Cerramos en los extremos

Vamos colocando las rosquillas en una bandeja de horno , forrada con papel de hornear

Metemos en el horno , precalentado a 170º unos 20 o 25 minutos. . Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla

Hacemos el baño. montando las claras . A medio montar vamos agregando el azúcar glas poco a poco, y un chorrito de anís. Este baño es el que más sabor aporta a las rosquillas, ya que la masa lleva muy poco azúcar y se queda un poco sosa.



Bañamos las rosquillas con ayuda de una cuchara , por un lado 


Dejamos sobre la rejilla, hasta que el baño esté seco.