GALLETAS DE AVENA Y PLÁTANO



Creo que estas galletas, son de las más famosas en la red. Las podéis ver en un montón de blogs. 
La avena, es uno de los cereales, más consumidos en los últimos tiempos . Su contenido en proteínas, vitaminas ,hidratos de carbono y nutrientes, hacen que sea llamada "la reina de los cereales"
Son muy fáciles de hacer. Los ingredientes principales son los copos de avena y plátanos y a partir de ahí, podéis añadir  más   ingredientes, de vuestra elección. Añadir alguna fruta mezclada con el plátano, vainilla, uvas pasas, frutos secos, etc,etc.  Mis ingredientes elegidos, fueron estos:

INGREDIENTES:
100 gr de copos de avena
dos plátanos maduros 
una cucharada de miel
una cucharadita de canela
trocitos de chocolate
orejones picados
1/2 cucharadita de canela en polvo

PREPARACIÓN:


 En un bol ponemos los plátanos cortados y con ayuda de un tenedor los machamos muy bien.

Tenemos que conseguir como una papilla

Agregamos los copos de avena y los ingredientes elegidos . He puesto la cucharada de miel, unas perlas de chocolate  y como tenía unos orejones que me sobraron de Navidad, también le puso dos , muy picaditos.

Removemos todo, para mezclar los ingredientes

Hacemos bolitas , más o menos del mismo tamaño. A mi me salieron 13, de unos 20 gr. (Un consejo para hacer las bolitas, humedeced un poco las manos, os será más fácil )


Con el dorso de una cuchara las aplanamos un poco. Hay que tener en cuenta, que estas galletas no crecen en el horno . Asi que . tal como las hagáis ,os van a quedar .

 Metemos en el horno ,previamente calentado a 180ºº , durante unos 20 o 25 minutos. Hasta que vemos que tiene un color marrón.



Cuando estén listas, las sacamos  y dejamos enfriar sobre una rejilla .
*Estas galletas, quedan con unan textura dura por fuera y chiclosa por dentro. Son muy ricas, la verdad , y una excelente y sana idea para cuando nos entra un poco de hambre y no sabemos que tomar.
El dulce de las galletas , lo aportan los plátanos . Cuanto más maduros estén, más dulces serán las galletas. Si los plátanos no son demasiado dulces, se puede optar por añadir un poco de miel